lunes, 23 de agosto de 2010

Couchsurfing: viajar de sofá en sofá y tiro porque me toca

Una de las cosas que a veces nos echan atrás a la hora de viajar es la dificultad de encontrar un alojamiento asequible en el sitio que visitamos, y desde luego, si podemos recurrir al sofá de algún amigo o familiar ni nos lo pensamos. Pero claro, no todos conocemos a la gente apropiada en el lugar apropiado... ¿Te imaginas poder viajar a cualquier parte del mundo y saber que, vayas donde vayas, tendrás un amigo con quien hospedarte? Pues esta es la idea que persigue Couchsurfing.

Couchsurfing es una red internacional sin ánimo de lucro que conecta a viajeros y residentes de más de 230 países. Para ello, tras inscribirse en su página web, el viajero tendrá acceso a miles de alojamientos “privados” y gratuitos por todo el mundo: las casas (y los sofás) particulares de los miembros del sitio, además de su experiencia y sus consejos de primera mano. Las posibilidades son casi infinitas: alojamiento para una persona, para varias, visita de un día, de una semana, tomar un café con alguien en una ciudad que no conocemos, elegir el país o el idioma... Y todo sin ánimo de lucro. Eso sí, si disfrutas de esta hospitalidad, se espera que tú también la ofrezcas.

Entonces qué, ¿preparado para recorrer los sofás de medio mundo?