lunes, 25 de octubre de 2010

Uno de los últimos Concorde se exhibirá en Londres como atracción turística

Uno de los últimos aviones Concorde se exhibirá como atracción turística en Londres. Uno de los 11 aviones franceses Concorde ya retirados podrá verse al lado de la gran noria London Eye, en la orilla del río Támesis, frente al Parlamento. La aeronave es el avión con nombre en código Alfa Bravo, actualmente estacionada en aeropuerto de Heathrow.
Este mítico avión supersónico fruto de toda una época vivió sus peores momentos en julio del año 2.000 cuando un centenar de pasajeros murieron a consecuencia de un accidente en el aeropuerto Charles de Gaulle de París. Ya nunca más sería lo mismo a partir de ese momento y también tras el 11 de setiembre y sus consecuencias en la aviación. El 24 de octubre de 2003 y después de 27 años de historia el Concorde dejaba de volar. Coincidiendo con el centenario del vuelo inaugural de los hermanos Wright, Air France puso fin a los vuelos supersónicos del Concorde.