miércoles, 22 de diciembre de 2010

Europa despega de nuevo

Los principales aeropuertos europeos han dejado atrás el temporal y vuelven lentamente a la normalidad, para alivio de los miles de pasajeros que tienen previsto volar en estas fechas prenavideñas. Si el lunes se anularon unos 3.000 vuelos en toda Europa, ayer la cifra se redujo a 1.000, y se espera que hoy disminuya notablemente.

Dublín ha reabierto a primera hora de esta mañana. Heathrow también tiene ya todas sus pistas en marcha. Unos dos tercios de los vuelos programados en el aeropuerto londinense podrán despegar, aunque se recomienda a los pasajeros que llamen para confirmar el estado de su vuelo antes de desplazarse hasta allí. En cuanto al tren Eurostar, principal alternativa para los que se quedaron sin vuelo tras la nevada, podrá prestar 43 de sus 53 servicios habituales, pero continúa al límite de su capacidad: no queda ni un billete disponible hasta enero.

Frankfurt, Amsterdam y Bruselas operan con bastante fluidez, al igual que los aeropuertos españoles, que han pasado de las 86 anulaciones del lunes a 31 previstas para hoy.

Solamente Francia sigue en alerta climatológica: un nuevo temporal podría poner las cosas difíciles esta tarde en París. El aeropuerto Charles de Gaulle ya ha anunciado que cancelará un 15% de los vuelos programados a partir de las 5 de la tarde. En cambio, los viajeros con destino a Orly, uno de los aeropuertos predilectos de las aerolíneas low cost, no tienen de qué preocuparse, según la Dirección General de la Aviación Civil de Francia (DGAC): aunque vuelva a nevar, su menor volumen de tráfico permitirá acondicionar la pista entre un avión y otro.

Únicamente queda ver cuáles serán las consecuencias de este nuevo colapso aéreo europeo. Esta vez no se le puede echar la culpa a un volcán, sino a la falta de previsión de las autoridades aeroportuarias. Esa es, al menos, la tesis del comisario europeo de transporte, Siim Kallas, que considera "inaceptable" lo sucedido y ha anunciado que exigirá responsabilidades. ¿Es la nieve un suceso excepcional o una circunstancia previsible, que permite tomar medidas con antelación? En Arlanda, Estocolmo, lo tienen claro: este aeropuerto nórdico lleva medio siglo sin cerrar a causa de la nieve, a pesar de su clima adverso... o precisamente por ello.