jueves, 10 de junio de 2010

Girona perderá un 12% de las operaciones por la llegada de Ryanair a Barcelona

La llegada de la compañía aérea de bajo coste Ryanair en el Aeropuerto de Barcelona puede suponer un descenso del 12% de las operaciones que se realizan desde Girona, según el cálculo realizado por la entidad que promociona las instalaciones de Vilobí d'Onyar, AGI.

Esta institución gerundense, que ha presentado una nueva iniciativa para fomentar la presencia de Ryanair en Girona, ha anunciado que se reunirá cada trimestre para evaluar el impacto del desembarco de la firma irlandesa en El Prat.

Desde el aeropuerto de Girona-Costa Brava operarán este invierno 251 vuelos semanales, lo que supondrá un descenso del 12 por ciento respecto al año pasado.

La AGI, asociación formada por la Generalitat, Diputación y la Cámara de Comercio de Girona, tiene entre sus funciones velar por que Ryanair cumpla el contrato que le obliga, a cambio de una cantidad importante de dinero en forma de subvención, a cumplir con un número anual de vuelos y pasajeros.


Algunas de las propuestas para mantener el atractivo de Girona podrían ser descuentos en hoteles de la ciudad para pasajeros del aeropuerto o entradas gratis en los museos de la zona.