viernes, 19 de marzo de 2010

El “cielo único europeo” permitiría ahorrar 27,5 millones anuales a las aerolíneas

El “cielo único europeo” es un conjunto de medidas dirigidas tanto al sector civil como al militar, con la finalidad de responder las necesidades futuras en cuanto a la capacidad y la seguridad aérea con medidas unificadas entre compañías y países.

Más allá de ello, es la gran esperanza europea para alejar los temores de altos índices de contaminación de CO2, ya que de instrumentarse y ponerse en práctica, el cielo único europeo permitiría a la industria recortar las emisiones en unas 123.240 toneladas anuales, o lo que es lo mismo, unas 39.000 toneladas anuales de gases contaminantes.