martes, 2 de marzo de 2010

Málaga y Palma de Mallorca. Nuevas instalaciones en dos aeropuertos estrella españoles

Dos de los destinos estrella españoles ponen en marcha nuevas infraestructuras aeroportuarias. Módulo C en Palma de Mallorca y Terminal T-3 en Málaga.

Palma de Mallorca y Málaga están en la lista de los aeropuertos con más tráfico de compañías low cost. En el pasado mes de enero de 2010 Málaga recibió 150.000 pasajeros, mientras que Palma de Mallorca recibió un número de 135.000. Son los aeropuertos españoles 5º y 6º respectivamente por entrada de pasajeros de compañías aéreas de bajo coste.


Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) reabre este mes el Módulo C del Aeropuerto Son Sant Joan de Palma de Mallorca, reconfigurado con el fin de optimizar el uso de sus instalaciones y destinarlas a acoger operaciones de tráfico de hub o centro de interconexión de vuelos.

Con esta actuación, el Módulo C pasará de tener 20 puertas de embarque (10 de pasarela y 10 de remoto) a disponer de 33 (17 de pasarela y 16 en remoto). En esta área, los tiempos en que debe realizarse toda la operativa y el intercambio de puertas de embarque que realizan los pasajeros se han reducido a la mitad. En principio, el módulo será utilizado fundamentalmente por la compañía AirBerlin para sus rutas entre Alemania y distintos destinos de España. La aerolínea low cost alemana ya ha venido realizando ese tipo de operación de conexión con vuelos a otros destinos.

Asimismo, el próximo 15 de marzo será inaugurada oficialmente la nueva Terminal T-3 del Aeropuerto de Málaga, la capital de la costa del sol, dentro del plan que ejecuta el gestor estatal AENA, cuyo presupuesto global, incluyendo otras infraestructuras relevantes, supera los 1.400 millones de euros.
La instalación aportará una nueva velocidad al aeropuerto permitiendo gestionar 9.000 viajeros por hora y elevar a 30 millones de pasajeros el tráfico anual de esta infraestructura. En 2009, el Aeropuerto de Málaga ocupó el cuarto lugar de la red española: registró más de 11,62 millones de pasajeros.
La T-3, con una superficie de unos 270.000 metros cuadrados, dispone de 86 mostradores de facturación, un moderno sistema automatizado para el tratamiento de equipajes (SATE) que gestionará 7.500 por hora y veinte puertas de embarque, que permitirán dar servicio a doce aeronaves en conexión y otras ocho en remoto, mediante autocares. En principio, estará destinada a acoger vuelos del territorio Schengen-UE, que no requieren de control de pasaportes.